PRESTACIONES DE SERVICIOS DE SALUD INTEGRAL DEL

ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA
ANTECEDENTES.
La Ley N° 475, de “Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia”, fue promulgada el 30 de diciembre de 2013, con el objeto de establecer y regular la atención integral y la protección financiera en salud de la población beneficiaria que no se encuentre cubierta por el Seguro Social Obligatorio de Corto Plazo y establecer las bases para la universalización de la atención integral en salud.

Estos modelos focalizados de aseguramiento del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI) y del Seguro de Salud Para el Adulto Mayor (SSPAM) tienen diferentes sistemas de administración, fuentes de financiamiento y gestión que generan ineficiencia en el uso de recursos financieros y materiales, dispersión de esfuerzos por los operadores y gestores, además que, sus beneficiarios no siempre tienen pleno acceso a los servicios por problemas administrativos, jurídicos y de organización de la prestación de los servicios de salud porque la fragmentación de los esquemas de aseguramiento, no permite una gestión eficaz de los diversos riesgos que afronta la población.

Con la aplicación de la norma se pretende subsanar en parte, los problemas que se tuvieron en el SUMI y SSPAM mediante las siguientes acciones:

1.
Mejorar la eficiencia y eficacia en la gestión, administración y financiamiento de los actuales seguros a través de:
a)
Eliminación de afiliación de los beneficiarios y pago por prima de cotizaciones.
 
b)
Eliminación de la suscripción de convenios con los establecimientos de salud públicos y de la Seguridad Social.
c)
Reducción de procesos administrativos de los gestores municipales y de los establecimientos de salud.
d)
Reducir los remanentes de las Cuentas Municipales de Salud y del Fondo Compensatorio Nacional de Salud.
e)
Consolidación de fuentes de financiamiento, estables y sostenibles para la atención de salud.
f)
Eliminación del subsidio cruzado de los beneficiarios de la Seguridad Social de Corto Plazo con recursos destinados actualmente al SUMI y al SSPAM.
2.
Reducir el gasto de bolsillo de las familias y la posibilidad que las mismas sufran un gasto catastrófico en salud que ocasiona el empobrecimiento de la población.
3.
Reordenar el acceso de la población beneficiaria a través del primer nivel de atención para mejorar la calidad de atención, optimizar la producción efectiva de los servicios especializados y de alta complejidad y reducir el gasto de los servicios de los hospitales de III nivel.
4.
Mejorar la disponibilidad de recursos humanos de salud a través de la creación de ítems con recursos municipales y departamentales así como la posibilidad de complementar con remanentes de las Cuentas Municipales de Salud.
5.
Establecer las bases para la universalización de la atención integral de salud a través de la ampliación progresiva de los beneficios y beneficiarios.
El Ministerio de Salud de acuerdo a lo establecido en la Disposición Transitoria Segunda tiene la responsabilidad de elaborar el Decreto Supremo Reglamentario en el lapso de sesenta (60) días hábiles a partir de la publicación de la Ley N° 475.